Una Cuarentena extendida

Allá por el 20 de Marzo de este año 2020, comenzaba un periodo que jamas pensé que viviría, una cuarentena, pero que significó una cuarentena, inicialmente tomo a todos por sorpresa, nadie sabia que pasaba, pero de un día al otro no pudimos salir de nuestras casas.

El gobierno Argentino, viendo lo que pasaba por el mundo decidió que lo mejor era que nos quedemos en nuestras casa, pero para que? se preguntaba la sociedad, la respuesta era para adecuar el sistema de salud para el posible aumento de infectados y tal cual fue, ya al día de hoy van ocho extenciones de la cuarentena normalmente cada 15 días, diferenciando los sectores, lugares, provincias, municipios en diferentes faces denominadas desde Face 1 a Face 5; face 1 siendo la mas restrictiva hasta face 5 siendo la que mas libertades le da a la sociedad, siempre respetando unos protocolos de distanciamiento ya que nos encontramos con un virus, el cual al día de hoy no tiene cura.
Muchos dirán que se están haciendo vacunas, si en el mundo se esta luchando por crear una vacuna que nos inmunice de este virus, de un virus que muy pocos parece que entienden o creen entender.

Definamos virus, busquemos en el diccionario, Virus: Microorganismo compuesto de material genético protegido por un envoltorio proteico, que causa diversas enfermedades introduciéndose como parásito en una célula para reproducirse en ella.
Es decir el virus es algo, por lo tanto nos encontramos luchando contra algo que nos quiere debilitar, en particular el virus del Coronavirus, nombre dado por la forma del virus, denominado Sars-cov2, en un virus altamente contagioso del cual todavía al día de hoy no conocemos todas formas de contagios, pero por el momento la forma mas contagiosa son las micro gotas que despedimos por nuestro sistema respiratorio, ya sea al estornudar, hablar incluso hasta respirar. Por lo tanto al ser de una forma de contagio tan directa una forma de evitar las rápida propagación es con el aislamiento, pero digo evitar una rápida propagación, ya que el virus a no contener ninguna forma de eliminarlo, matarlo de una forma permanente, el virus va a seguir estando, hasta que generemos una inmunidad.

Volviendo a la cuarentena, nos encontramos a 120 días del aislamiento, 120 días que muchas cosas cambiaron en la vida de todos, la cuarentena cambio la vida de muchos, algunos se encontraron a si mismo, otros encontraron una nueva forma de trabajar, se encontraron con sus parejas, cuando digo encontraron me refiero a ver esas cosas que no sabían que existían, o que no las tenían presente; pero la cuarentena no fue todo color de rosas, una frase que digo es, «esta cuarentena saco lo mejor y lo peor de las personas», y es así, miren a su alrededor y presten atención a cada uno de sus conocidos y van a ver que esta afirmación se cumple.

Al igual que esta cuarentena dejo a muchos en la lona, sin trabajo, no lo voy a negar, pero creo ante todo que como país la supimos afrontar y como Argentino la vamos a pasar, si hubo bajas, muchas muertes, pero creo que se salvaron también muchas vidas, ya sea porque evitamos el contagio, o porque pudimos mejorar un poco el sistema de salud, el sistema de salud publico del cual siempre renegamos pero es al que acudimos cuando realmente necesitamos.
La educación también supo afrontar la pandemia, esta cuarentena, los educadores, tomando las pocas herramientas que tenían y nunca dejando de enseñar; por medio de la tecnología la cual los privados ya tenían, pero los públicos se las tuvieron que ingeniar y hasta cierto punto superaron las expectativas. Pero los chicos nunca perdieron.

Otros actores que se acomodaron a esta cuarentena, fueron los profesionales de la salud, los cuales nunca dejaron de trabajar, médicos, enfermeros, investigadores, tanto públicos como privados, centro de investigación y laboratorios los cuales siguen investigando para darle una solución a esto, inclusive los farmacéuticos que nunca dejaron de abrir para seguir supliendo de la medicación necesaria a cada uno ya sea crónico o no, y también tendríamos que decir de los trabajadores de la alimentación que tampoco dejaron de trabajar para poder suplir de comida a la población y a los centros como escuelas y comedores que realizan día a día la entrega de mercadería o comida a aquella población bajo de recursos.

No quiero dejar a nadie fuera, no es mi intención, pero esta es solo mi opinión de lo que estamos viviendo, de lo que vivimos como persona y como sociedad, una sociedad que a veces miro por la tele y veo la poca empatia que tiene por el otro, veo a esas personas que se quejan porque no pueden salir a tomar un café o a hacer «running», o hace fiestas. Yo como familia estoy conforme como actuaron, porque permitió evitar muchos contagios, y preservar la vida ante todo. Y como sociedad espero que sigamos respetándonos y respetando los protocolos implementados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *